Ecoalf

Productos de moda hechos con materiales reciclados.

Coomo tiene para ti la ropa de ECOALF. Desde el principio nos gustó el diseño de sus prendas y su calidad, y también su compromiso con el medioambiente y con los derechos de los trabajadores que participan en el proceso de su confección. Javier Goyeneche, su fundador, afirma que su marca de ropa es sostenible y que su objetivo es reducir el impacto negativo de la industria de la moda y su uso indiscriminado de los recursos naturales. El eslogan de su empresa es #BecausethereisnoplanB.

ECOALF liga estrechamente la estética y la conciencia medioambiental. Sus chaquetas, plumones, abrigos, zapatillas y chancletas están muy bien diseñadas. Y cumplen con normativas globales de preservación del medioambiente y salarios justos. El compromiso es firme y se puede auditar a través del Certificado de Producto Reciclado, Global Recycled Standard (certificacionscontrolunion.com), o en bcorporation.net., donde se hace el seguimiento de criterios ambientales y sociales.

La industria de la moda es una de las más contaminantes. Si una prenda es barata, alguien en algún sitio no lo está haciendo bien. La ropa de ECOALF demuestra que es posible hacer algo bello y duradero sin estropear el ecosistema del planeta. Materiales como botellas de plástico, redes de pesca, posos de café o neumáticos se reciclan en materia prima de calidad. En sus colecciones no se utiliza piel natural. Y el algodón, tencel, cáñamo, lino o cupro se manufacturan bajo los parámetros de menor impacto ambiental.

Un proyecto innovador de ECOALF es Upcycing the Oceans, el cual, a través de convenios con pescadores de España y Tailandia, se recoge la basura del mar para transformarla en un hilo de primera calidad para hacer tejidos.
Los productos de ECOALF no es ropa de usar y tirar. Pasará tiempo y tu prenda seguirá igual como el primer día. La chaqueta que te envía Coomo estará hecha con redes de pesca abandonadas. O las chancletas, con neumáticos reciclados y sin aditivos coagulantes. Quizá no sea todo, pero es mucho. Y serán moda.