Chaqueta bomber, de los aviones bombarderos a las pasarelas de moda.

Las modas son cíclicas, ya lo sabemos, y aquí vuelve otra vez la cazadora bomber, pisando fuerte.

Recordareis del auge que tuvo la cazadora bomber en los ’90, pero quizá lo que no sabéis es que su origen viene de unos cuantos años antes… durante la primera guerra mundial los aviones bombarderos no tenían las cabinas cubiertas, por lo que los pilotos necesitaban una prenda de abrigo. El ejército americano quiso homogeneizar el uniforme de los pilotos y nació así la denominada B-3 bomber jacket, que llevaban los pilotos de los aviones bombarderos. La primera bomber era de piel, forrada de piel de oveja por dentro para poder soportar las bajas temperaturas (un bombardero podía llegar a los 30.000 pies de altura y en cabinas sin presurizar esto podía significar alcanzar temperaturas de hasta 60 grados bajo cero. La primera bomber, además de ser de piel, tenía unas amplias solapas y cierres reforzados y fue tan popular que su creador, Leslie Irvin tuvo que franquiciar su fabricación para poder abastecer tanto la demanda militar como civil de la B-3.

En los años ’50 los aviones bombarderos (de aquí el nombre de bomber) eran descubiertos y obligaban a los pilotos a llevar las típicas cazadoras forradas con piel de oveja. A medida que los aviones tuvieron la cabina cubierta, se sustituyó la cazadora de piel por la conocida MA-1, la bomber de nylon.

Años más tarde, con el cierre y la presurización de las cabinas, la bomber dejó la piel para fabricarse el nylon, permitiendo una mayor comodidad y calidez para los pilotos. Llegaron las B-10 y posteriormente la B-15. Eran unas cazadoras más cortas y con la cintura y los puños ceñidos con elásticos, lo que las hacía más cómodas en las cabinas pequeñas, a la vez que evitaba la entrada de aire (por cierto, sueles ir en moto? Pues entonces tú también apreciarás la cintura y los puños ceñidos!). Se les incorporó un forr de color naranja llamativo, “señal de advertencia”, que tenía como objetivo facilitar el rescate de pilotos en peligro.

No obstante, a pesar de que el nylon resultaba más confortable, paralelamente se siguió fabricando una bomber más evolucionada en piel, la G-1, que inmortalizó y popularizó (todavía más, si cabe) Tom Cruise en la célebre Top Gun.

Durante los ’80 y ‘90 la bomber de nylon fue un signo distintivo de los skinheads o scooterboys y en el 2000 la adoptó el estilo hip-hop.

Y ahora, la bomber se reinventa de nuevo, sus diseños se actualizan y suavizan para ser de nuevo la prenda de moda del momento. Original Bomber es la marca orginal Bomber. Hecha de nylon, con forro interior color naranja y bolsillo lateral. Disponible en www.coomo.es. Ya está en el armario de muchas celebrities. ¿Y en el tuyo? No esperes más a tener tu bomber, pídesela ya a tu personal shopper de Coomo!